El pasado miércoles 27 de marzo se celebró en la universidad Pablo de Olavide (Sevilla) un referéndum sobre la Monarquía, en el que 905 estudiantes, un 80,3% de los 1127 que participaron, eligieron República. Este referéndum conecta con la campaña estatal de consultas republicanas que se ha celebrado en barrios y universidades todo el estado, y que ha logrado recoger 115.622 votos a fecha del 27 de marzo, de los cuales 98.735 han sido para la República, un 85,39%. [1]

El pasado sábado 16 de Marzo unos 500 vecinos, salieron a la calle convocados por la Plataforma Cerro-Amate 41006 en defensa de su dignidad y reclamando unas perspectivas de futuro mejor. El eje de estas manifestaciones fue puramente social, el desempleo fue un eje fundamental acompañado de la deficiencia de servicios públicos general que hay en la zona a raíz de la progresiva privatización de los servicios. El número de asistentes fue todo un éxito: hacía 20 años que el barrio no se manifestaba.

El pasado día 12 de febrero se inició el juicio al procés, con la Fiscalía pidiendo penas de entre 11 a 25 años para los dirigentes independentistas catalanes. El órgano encargado de dictar sentencia es el Tribunal Supremo, que va a considerar las acusaciones presentadas por la Fiscalía de rebelión, sedición y malversación. El delito: organizar un referéndum por la autodeterminación.

Por segundo año consecutivo, el día de la mujer trabajadora ha sido una jornada histórica, sumando una fecha más a la historia reciente del Estado español. Los datos oficiales muestran una participación aún mayor en las manifestaciones y paros que en la jornada del 8M de 2018, que en algunos lugares se incrementó de manera espectacular. Y es que, como venimos diciendo repetidamente, razones no faltan para esta gran movilización.

Para este 8 de Marzo los sindicatos han vuelto a dar cobertura legal a la huelga general convocada por el movimiento feminista. Desde hace varios meses se lleva trabajando en todos los puntos del Estado en la preparación de lo que esperan sea una jornada de lucha con un éxito mayor que la de 2018.

El atípico Tribunal de Orden Público, hoy llamado Audiencia Nacional, está acelerando mientras tiene metida la marcha atrás de la palanca de cambio. Está usando, silenciosamente, puntos de apoyo legales para introducir elementos de carácter reaccionario en el ordenamiento jurídico. En concreto, ha confirmado penas de hasta 13 años para los 8 jóvenes envueltos en una pelea de bar en Altsasu (Navarra), en la que estuvieron implicados dos guardias civiles y sus parejas. Hasta aquí lo que llama la atención es la dureza de la condena, una exageración propia de regímenes en los que cualquier razón circunstancial activa los mecanismos más duros del código penal. No obstante esto ni siquiera es lo más grave.

La Corriente Marxista Lucha de clases denuncia las amenazas que está recibiendo Juan García, uno de los portavoces de la Plataforma Vecinal Interdistritos de Sevilla y militante de la CMI, y su familia por parte de un individuo, conocido en el barrio de Bellavista por su actitud violenta, ante la inacción de la justicia y la Policía. Hay que recordar que fue una agresión cometida presuntamente por este individuo contra el padre de Juan García la que motivó la movilización vecinal de junio del año pasado en Bellavista y que, a su vez, fue el arranque de la conformación de la Plataforma Vecinal Interdistritos con la unión de más plataformas de otros barrios de Sevilla. Hemos denunciado reiteradamente la situación deplorable en la que se encuentran los barrios de la capital andaluza. Años de dejadez por parte de los gobiernos del PSOE se han materializado en una degradación extrema. Publicamos el testimonio en primera persona del compañero Juan García para apelar a la solidaridad de toda la izquierda y el movimiento obrero del Estado español con la familia de Juan García y con la Plataforma Vecinal Interdistritos.