Economía
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Finalmente, el Tribunal Supremo ha fallado a favor de la banca. La sala de lo contencioso administrativo del alto tribunal ha decidido, por quince votos contra trece, que el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) recaiga, como hasta ahora, en el cliente hipotecado y no en el banco. Esta sentencia vuelve a poner al desnudo el carácter de clase de la justicia y del Estado en su conjunto.

El IBEX35 saludó la decisión del Supremo con una fuerte subida liderada por los bancos, con el Sabadell en cabeza (13%). La euforia no es para menos: el fallo del Supremo ha ahorrado a la banca indemnizaciones millonarias que, según estimaciones del propio sector, podrían oscilar entre los 2.000 y los 25.000 millones de euros.[1] 

Independientemente de lo infladas que puedan estar estas estimaciones, lo cierto es que el AJD es, para el cliente, el principal desembolso del trámite hipotecario, al ser el gravamen sobre el acta notarial de la hipoteca. Esta acta notarial es, en la práctica, un seguro para el banco. El notario ejerce como testigo de la voluntad de pagar del cliente, y en caso de impago esta firma notarial sirve de prueba de cargo contra el cliente que no paga; es decir, es un acto que sirve al banco y por lo tanto debería ser pagado por él y no por el cliente. Eso es lo que dictaminó en primera instancia la sala de lo contencioso-administrativo del TS y es lo que ahora sido revertido.

El Estado español tiene el AJD más elevado de todos los países de Europa en los que existe dicho impuesto (no existe, por ejemplo, en Alemania, Reino Unido u Holanda) La recaudación está transferida a las comunidades autónomas, así que el AJD oscila entre el 0,50% de la operación en el País Vasco y el 1,50% en Andalucía.[2] El que el impuesto lo hayan estado pagando los clientes ha ahorrado a la banca española miles de millones de euros en los años del boom inmobiliario mientras sus beneficios crecían exponencialmente, sin que esto cambiara en los años de crisis y rescate bancario, cuando los bancos han desahuciado a miles de familias que no han podido hacer frente a sus hipotecas.

La sentencia que ahora ha revertido la sala de lo contencioso administrativo del Supremo estuvo motivada por el pleito entre la Empresa Municipal de Vivienda de Rivas-Vaciamadrid (municipio gobernado por Unidos Podemos) y la Comunidad de Madrid “que había impuesto a la EMV el abono de este impuesto de las gestiones hipotecarias, considerando que las viviendas adquiridas por la misma superaban el tamaño que las tipificaba como VPO”.[3] Este intento del PP de sabotear al gobierno de izquierdas de Rivas-Vaciamadrid dio lugar a la sentencia que más nerviosa a puesto a la banca y al capitalismo español en los últimos años, y que ha derivado en un ridículo judicial sin precedentes, que ahonda el descrédito de la justicia burguesa en el Estado español.

Lo ajustado de la votación (15-13) da una idea de la división existente en el poder judicial. En estas últimas horas muchos periodistas hablan de la sensación de bochorno que existe entre sectores de la judicatura, que consideran (con razón) que este paso atrás del Supremo salpica a todo el poder judicial. Éste ha quedado retratado como un ente servil con los poderosos y cruel con los débiles, después de los miles de desahucios sin alternativa habitacional. 

La ligazón entre la judicatura y la banca se ejemplifica en el presidente de la sala, el magistrado Díez Picazo, cuyo bufete familiar ha defendido a los bancos en los casos de reclamación de las cláusulas suelo.[4] Según fuentes jurídicas citadas por 20 Minutos, fue el presidente de la sala quien deshizo el empate, tomando partido por los intereses de la banca.[5] Éste es un ejemplo extremo, pero son muchos más los jueces que, en todos los niveles de la administración de justicia, han fallado sistemáticamente a favor de los bancos en los procesos de ejecución hipotecaria, cláusulas abusivas etc.

La sentencia ha provocado una natural indignación entre la clase trabajadora. Inmediatamente, Unidos Podemos junto con Facua y otras entidades han convocado concentraciones frente a la sede del TS en Madrid y en todas las capitales del Estado para este sábado 10 de noviembre. Desde LUCHA DE CLASES saludamos esta convocatoria y anunciamos nuestra presencia en las diferentes concentraciones. 

Convocatoria frente al Supremo 10/11/2018

Esta mañana, el Presidente del Gobierno ha anunciado una reforma de la ley hipotecaria que hará recaer el importe del AJD sobre los bancos. Esta reforma va a llevar tiempo, entre trámites parlamentarios y negociaciones que pueden acabar rebajando las pretensiones del ejecutivo; y, por supuesto, la reforma descarta cualquier retroactividad. Es una medida insuficiente, no hay que aminorar la presión; las concentraciones del sábado tienen que ser el inicio de un proceso sostenido de movilizaciones encaminadas a forzar un decreto por el que los bancos se hagan cargo YA del AJD con retroactividad de quince años. Unidos Podemos, las organizaciones de consumidores, la PAH etc., tienen la oportunidad de lanzar una campaña de masas en esta línea, reclamando también la dimisión del Tribunal Supremo.

En última instancia, la colusión de intereses entre la banca y la judicatura es otra herencia que el régimen del 78 recibió del franquismo merced al pacto de la Transición. El carácter de clase y reaccionario del poder judicial, su actuación al dictado de la clase dominante y el aparato del Estado, es visible en este caso y en el del referéndum de autodeterminación de Cataluña (con la escandalosa instrucción del juez Llarena), en el de Alsasua, el de la Manada, etc. A cuarenta años de la Constitución, es más que nunca el momento de luchar por una depuración completa del poder judicial heredado del franquismo, y de plantear la nacionalización completa de la banca, para terminar con los abusos y poner todos los recursos económicos del país a trabajar en beneficio de la inmensa mayoría. 

Debemos luchar por la abolición de los tribunales de clase, por la elección popular de todos los jueces, y extender el sistema del Jurado a todos los delitos ¡Que el pueblo se haga justicia a sí mismo!



[1] https://elpais.com/economia/2018/10/20/actualidad/1540049014_226334.html

[2] https://www.20minutos.es/noticia/3482935/0/que-es-el-impuesto-hipotecas-actos-juridicos-documentados-ajd-y-como-se-calcula/?fbclid=IwAR3MzBTpUMN0qCeXF6hNTymGGfQUNJgXIlJdScfsZf9ah3Ei-iPaPMASTqQ#xtor=AD-15&xts=467263

[3] https://www.diarioderivas.es/sentencia-impuesto-hipotecas-bancos-rivas/

[4] https://www.elperiodico.com/es/economia/20181107/bufete-familia-diez-picazo-defendio-banca-clausulas-suelo-7133189

[5] https://www.20minutos.es/noticia/3484762/0/diez-picazo-impuesto-hipotecas-sentencia/