Análisis Político
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

En la tarde del jueves 6 de septiembre, en torno a 2000 vecinos de Pino Montano se han congregado en asamblea para organizar acciones de protesta contra la situación de progresiva degeneración de las condiciones de inseguridad y desatención general por parte de las administraciones.

El grave incidente que ha provocado la reacción popular fue el apuñalamiento, en la noche del martes anterior, de un joven de 15 años, que, aunque su vida está a salvo, pudo haber acabado siendo víctima de una tragedia absoluta.

La resolución más importante de la asamblea ha sido la convocatoria de todo el barrio a una gran manifestación bajo la idea de luchar por la seguridad, el futuro y la dignidad. La cita está fijada para la tarde del viernes 14 de septiembre, a falta de la comunicación a la Subdelegación del Gobierno. La Plataforma Vecinal de Pino Montano, recién constituida, desarrollará a lo largo de la semana reuniones para organizar todos los detalles de la respuesta del barrio, ya que se prevé una movilización de varios miles de vecinos, hastiados por una situación cada vez más insoportable.

Por parte de los organizadores se ha insistido en que la inseguridad tiene raíces sociales, que se concretan en el abandono de los barrios periféricos por parte de las administraciones. Denuncian abiertamente que la ciudad se está convirtiendo en un gran parque temático del turismo, dejando en la cuneta a los barrios humildes, que sólo cuentan para los tiempos de recolección de votos. 

A esta asamblea acudieron representantes de otros barrios que aseguran vivir situaciones análogas. En concreto hicieron acto de presencia delegaciones de las plataformas Torreblanca Unidad y la Vecinal de Bellavista, cuyos barrios han protagonizado importantes movilizaciones en los últimos meses. En su turno de palabra, saludaron solidariamente la respuesta del barrio de Pino Montano y remarcaron que la situación es prácticamente idéntica en todos los barrios alejados geográfica y socialmente del centro. La gente humilde sufre las consecuencias de una degradación paulatina en todos los terrenos, siendo víctimas del afloramiento del tráfico de drogas al por mayor, los robos y la violencia, pero también del abandono en atención social. En este sentido se preguntaron dónde estaban las actuaciones concretas para afrontar el hecho de que más de la mitad de la juventud esté sin futuro y sin alternativas. Dónde están las escuelas taller, dónde las inversiones en infraestructuras como los centros de salud, la seguridad de cercanía, etc, etc. Apuntaron que “es este el contexto en el que los barrios están sufriendo un extremo cada vez más insoportable. También insistieron en que el único camino es la lucha organizada. Crear plataformas vecinales, implicar a todo el tejido social de los barrios (asociaciones culturales, ampas, comerciantes, juveniles...), organizar actos de protesta masivos y exigir a los responsables que asuman sus tareas y que dejen de mirar para otro lado. “No queremos violencia de ningún tipo, queremos soluciones de verdad, que vayan a la raíz del problema”. 

Finalmente se adelantó que ya hay una Plataforma Vecinal Interdistritos, constituida a finales de julio, que agrupa a movimientos vecinales de más de 15 barrios. Esta P.V. Interdistritos está ya preparando una gran movilización conjunta para últimos de octubre para denunciar y exigir soluciones reales e inmediatas ante un panorama que se resume en una brecha cada vez más grande entre dos Sevillas: la turística y la humilde, cada vez más separadas entre ellas. 

La asamblea finalizó con aplausos y con la adhesión de decenas de vecinos para colaborar voluntariamente en la organización de las movilizaciones anunciadas.