Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Durante la madrugada del jueves al viernes, sobre las 4.15h, un compañero de Arahal que trabaja en el área de matanza, contratado por Randstad Project Services SL, perdió para siempre un ojo. Fue trasladado rápidamente al Virgen del Rocío por la grave situación creada, pero ya sin esperanza alguna de que el trabajador pudiera recuperar la visión en el órgano afectado. Un gancho de los destinados al cuelgue de pavos se lo atravesó, a punto de costarle la propia vida. La empresa ha silenciado el caso y corriendo ha “arreglado” la zona donde ha ocurrido la desgracia que era de prever que ocurriera, dadas las condiciones de trabajo. Han cuidado mucho que la noticia no salte a los medios, pero nuestro deber es dar a conocer la realidad que se vive dentro de la fábrica.

ACTUALIZACIÓN: Comunicado Comités Sindicales de la fábrica Procavi: http://luchadeclases.org/estado-espanol/62-movimiento-obrero/2739-comunicado-comites-sindicales-de-la-fabrica-procavi-rechazamos-los-ritmos-de-produccion-que-atentan-contra-nuestra-salud.html

No es un accidente, se sabía que iba a pasar en algún momento

Nadia García Camacho, Delegada Sindical del SAT en la fábrica de Procavi, prestando servicios a través de Adecco.

Llevamos meses diciendo que la precariedad y los ritmos de trabajo nos cuesta la salud a los trabajadores y aquí tenemos la verdad. Las pastillas para los dolores y los nervios se toman como si fueran caramelos; no es raro escuchar a gente que pierde las uñas, cortes, ataques de ansiedad, desmayos… Quizás alguien puede pensar que exageramos, pero esta es la realidad a la que nos tienen sometidos. Por eso ponen tanto cuidado en esconderla tras lujosas campañas de publicidad con fiestas incluidas.

Hoy más que nunca decimos que las razones para la huelga se han multiplicado. En algunas contratas llevamos meses de reuniones de las cuales sólo recibimos promesas incumplidas y aplazamientos. Mientras tanto en la fábrica se incumplen los convenios en materia de seguridad, de ritmos, descansos y salarios. Esta es la realidad año tras año. Antes aquí se trabajaba con seguridad y por salarios más o menos decentes. La subcontratación y la precariedad creciente han derrumbado los sueldos hasta llegar a vernos obligados a hacer horas extras y fines de semanas para llegar a alcanzar apenas los 1.100 euros con las pagas incluidas.

Mientras tanto, El Pozo, firma del grupo al que pertenece Procavi, el año pasado aumentó su facturación un 10%. ¿Cuánto crecieron nuestros salarios? Así llevamos como mínimo una década. Alcanzaron una facturación de 1.040 millones de euros en un sólo año, de los cuales más la cuarta parte proceden de los 14 millones de pavos que pasan por las manos de los trabajadores de Procavi.

Cuanto más hunden nuestras condiciones, mayores ritmos imponen y más facturación y beneficios logran. Cada máquina nueva que traen es sólo para que nuestros movimientos sean más rápidos y estresantes, produciendo mareos, fatigas y accidentes. En la parte de matanza hay ganchos que están denunciados por los trabajadores desde hace meses como “armas mortales”. Al parecer a la empresa le sale demasiado caro cambiar esto, porque a pesar del mayor riesgo son más rentables. Ahora quien paga ahorros y rentabilidades de este tipo es el compañero que ha perdido su ojo.

Desde aquí anunciamos desde ya, que la huelga que estamos preparando es imparable. Esto es demasiado. No aguantamos más y estamos cansados de que se nos trate como una mercancía más. Sabemos que la huelga no es el fin, pero es el inicio necesario para que los patronos comprendan que tienen que RESPETARNOS Y PAGAR YA LO QUE NOS CORRESPONDE SIN OBLIGARNOS DE NINGUNA MANERA A HACER HORAS EXTRAS NI CAMBIARNOS LOS TURNOS A PLACER. TAMBIÉN HAN DE SABER QUE LOS RITMOS TIENEN QUE BAJAR, PARA LO QUE TIENEN QUE CONTRATAR A MÁS PERSONAL.

PROCAVI, QUE ES LA VERDADERA EMPRESA PARA LA QUE TRABAJAMOS, TIENE QUE ENTERARSE DE UNA VEZ QUE O RESPETA A LOS TRABAJADORES O TODO EL MATADERO SE LES VA A PARAR OTRA VEZ. No puede ser que la mayoría de la gente que trabajamos aquí sea eventual sin una mínima estabilidad, sufriendo un nerviosismo adicional por el futuro inmediato.

Procavi se esconde detrás de contratas: Randstad, Adecco (antigua Halia Servex), Marciense Externalizaciones, Minuscenter, Marchena Outsourcing, Iman Temporing… y muchas más. Ni un tercio son trabajadores directos, el resto somos trabajadores de “servicios” aunque hagamos lo mismo que nuestros compañeros. ¿Por qué lo hace? Para comprar “Servicios de Explotación Salvaje”. Pagan una comisión a una empresa especializada en bajar los salarios e imponer ritmos más altos: “las contratas”. Si esto cuesta ojos, uñas, nervios y músculos a ellos les da igual. Toda las REFORMAS LABORALES de los últimos años de los gobiernos han favorecido estas prácticas contra los derechos de los trabajadores. Sabemos que cuentan con el apoyo de los gobiernos y su “vista gorda” pero la clase trabajadora tenemos dignidad y unos límites que no vamos a dejar que se sobrepasen.

Foto de David Bellido Los compañeros y compañeras que trabajamos en Procavi no dejaremos de pelear para poder contar con las condiciones de seguridad necesarias para evitar estos casos. LA HUELGA YA ES EL ÚNICO CAMINO. En los próximos días se concretarán los paros, que están siendo organizados por CCOO y SAT a través de distintas asambleas, y apoyados por secciones de UGT. No vamos a dejar que el compañero y su familia sientan que su pérdida va a quedar impune y que se pueda repetir en cualquier momento. Un ojo no es una uña, pero también van demasiadas de estas, huesos desgastados, músculos inservibles y nervios hechos polvos. ¡Por nuestra dignidad y por nuestra seguridad!