Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lucha de Clases ha entrevistado a Paco Aranda, delegado sindical de CCOO en el sector de ambulancias de Málaga y participante en la mesa de negociación del convenio regional andaluz.

Pregunta. Ahora mismo se está negociando el convenio colectivo regional, ¿cómo está el conflicto?

Respuesta: La situación actual está bloqueada. Llevamos tres reuniones con la patronal y sigue igual que con respecto a lo que había en 2012. Por parte de CCOO hemos hecho bastantes propuestas y ellos no avanzan en las suyas, sino que bloquean la negociación una y otra vez.

Pregunta: El convenio regional no se cumple en diferentes provincias, cosa que vosotros habéis denunciado

Respuesta: Sí. En provincias existen convenios de empresa que recogen los retrocesos que admitimos los trabajadores tras los recortes de la crisis pasada, cuando la administración pública recortó su aportación a las empresas concesionarias. Pero en los últimos años la situación mejoró, y el presupuesto de la Junta y del SAS (Servicio Andaluz de Salud) igualmente. Y también la aportación del SAS a las empresas. No hay razón para que no mejore la situación de los trabajadores.

P: UGT tiene mayoría sindical en la mayoría de las provincias y CCOO sólo tiene mayoría en Málaga, exigiendo CCOO la mejora y aplicación del convenio regional ¿Cómo influye esta situación?

R: En Málaga siempre hemos estado por la mejora de la situación de los trabajadores. Hemos denunciado y ganado horas extra que la empresa no reconocía o complementos que no se pagaban en vacaciones. Ahora lo central es el convenio.

P: Hay una clara diferencia sindical en la cuestión central de la nómina: vosotros queréis subir el peso en el conjunto de la nómina del salario base y reducir los complementos y extras que suponen más de la tercera parte del salario final.

R: Claro, los conceptos básicos del trabajador no se pueden tocar: el salario base y los pluses más básicos, como la antigüedad. No podemos depender en nuestra nómina de las horas extras como ahora.

P: Esta situación de presión de la empresa sobre el trabajador se ve facilitada por la opacidad que reina en la concesión de estos servicios, donde no hay ningún baremo objetivo en base al cual se otorgue la concesión del servicio estas empresas.

R: Sí. Cuando sacan la licitación en el transporte sanitario, no hay nada en lo que basarse para otorgar tal o cual cantidad de dinero. Todos los trabajadores de Andalucía tenemos que regirnos por un convenio colectivo. Pues la administración no saca los presupuestos en base al número de trabajadores existentes y a los derechos de ese convenio colectivo; o a los kilómetros que se tienen que cubrir… No existe ningún baremo. Hay dos licitaciones que se dieron a la misma vez, las de Málaga y la de Sevilla. Pues bien, se dieron con una diferencia disparatada de dinero no justificable. Y hay un informe de la Cámara de Cuentas andaluza que acredita esto.

P: Desde un punto de vista sanitario y de atención al usuario no existe justificación para una situación donde estáis tres colectivos de trabajadores que hacéis el mismo trabajo y, sin embargo, tenéis diferentes convenios: estáis los trabajadores de las empresas concesionarias, los antiguos que quedan que están en nómina del SAS, y luego los del 061.

R: Sí. En distintas provincias, por ejemplo, Córdoba, Sevilla, Jaén y Granada, sigue existiendo la figura del celador-conductor contratado por el SAS. Y luego hay otras provincias donde ese trabajo se hace únicamente con subcontratas privadas. Esto no es lógico, se tiene que unificar a todo el colectivo de trabajadores que hacemos la misma función. Y, sobre todo, lo que pedimos nosotros es que el SAS “internalice” todo el transporte sanitario. Hay comunidades como Baleares que lo han realizado y las encuestas de aceptación están siendo muy elevadas, superando con mucho las notas que tenía el transporte privado externalizado. Ahora, Canarias, con el nuevo gobierno de izquierdas, ha pedido los informes de Baleares porque están estudiando seriamente hacer lo mismo. Igualmente, Cataluña y Navarra están estudiando realizar las mismas medidas. Mientras, en Andalucía seguimos con esta forma disparatada de funcionar.

P: Además, existe otra tradición en Andalucía, pues se conoce que hubo antiguas concesionarias que engañaban a la administración, robándole dinero de subvenciones de supuestas ambulancias que luego “no existían”.

R: En el 2012 hubo bastante problemática en Málaga. La empresa despidió a 10 trabajadores porque se eliminaban ambulancias y debido a las movilizaciones de los trabajadores supimos que esas ambulancias nunca las habían quitado y volvieron a sus puestos. Por eso no entendemos que se siga aplicando la misma forma de otorgar las concesiones. Realmente, es la administración la que debería rescatar el servicio.

P: Finalmente ¿qué pensáis hacer si la Patronal sigue dilatando las negociaciones?

R: Esa contestación tendrán que darla los trabajadores en las distintas asambleas que realicemos. Son ellos los que tienen que decidir su futuro. Lo que sí tenemos claro los delegados de CCOO es que lucharemos por los derechos de los trabajadores donde estemos.

P. Ahora mismo se está negociando el convenio colectivo regional, ¿cómo está el conflicto?

R: La situación actual está bloqueada. Llevamos tres reuniones con la patronal y sigue igual que con respecto a lo que había en 2012. Por parte de CCOO hemos hecho bastantes propuestas y ellos no avanzan en las suyas, sino que bloquean la negociación una y otra vez.

P: El convenio regional no se cumple en diferentes provincias, cosa que vosotros habéis denunciado

R: Sí. En provincias existen convenios de empresa que recogen los retrocesos que admitimos los trabajadores tras los recortes de la crisis pasada, cuando la administración pública recortó su aportación a las empresas concesionarias. Pero en los últimos años la situación mejoró, y el presupuesto de la Junta y del SAS (Servicio Andaluz de Salud) igualmente. Y también la aportación del SAS a las empresas. No hay razón para que no mejore la situación de los trabajadores.

P: UGT tiene mayoría sindical en la mayoría de las provincias y CCOO sólo tiene mayoría en Málaga, exigiendo CCOO la mejora y aplicación del convenio regional ¿Cómo influye esta situación?

R: En Málaga siempre hemos estado por la mejora de la situación de los trabajadores. Hemos denunciado y ganado horas extra que la empresa no reconocía o complementos que no se pagaban en vacaciones. Ahora lo central es el convenio.

P: Hay una clara diferencia sindical en la cuestión central de la nómina: vosotros queréis subir el peso en el conjunto de la nómina del salario base y reducir los complementos y extras que suponen más de la tercera parte del salario final.

R: Claro, los conceptos básicos del trabajador no se pueden tocar: el salario base y los pluses más básicos, como la antigüedad. No podemos depender en nuestra nómina de las horas extras como ahora.

P: Esta situación de presión de la empresa sobre el trabajador se ve facilitada por la opacidad que reina en la concesión de estos servicios, donde no hay ningún baremo objetivo en base al cual se otorgue la concesión del servicio estas empresas.

R: Sí. Cuando sacan la licitación en el transporte sanitario, no hay nada en lo que basarse para otorgar tal o cual cantidad de dinero. Todos los trabajadores de Andalucía tenemos que regirnos por un convenio colectivo. Pues la administración no saca los presupuestos en base al número de trabajadores existentes y a los derechos de ese convenio colectivo; o a los kilómetros que se tienen que cubrir… No existe ningún baremo. Hay dos licitaciones que se dieron a la misma vez, las de Málaga y la de Sevilla. Pues bien, se dieron con una diferencia disparatada de dinero no justificable. Y hay un informe de la Cámara de Cuentas andaluza que acredita esto.

P: Desde un punto de vista sanitario y de atención al usuario no existe justificación para una situación donde estáis tres colectivos de trabajadores que hacéis el mismo trabajo y, sin embargo, tenéis diferentes convenios: estáis los trabajadores de las empresas concesionarias, los antiguos que quedan que están en nómina del SAS, y luego los del 061.

R: Sí. En distintas provincias, por ejemplo, Córdoba, Sevilla, Jaén y Granada, sigue existiendo la figura del celador-conductor contratado por el SAS. Y luego hay otras provincias donde ese trabajo se hace únicamente con subcontratas privadas. Esto no es lógico, se tiene que unificar a todo el colectivo de trabajadores que hacemos la misma función. Y, sobre todo, lo que pedimos nosotros es que el SAS “internalice” todo el transporte sanitario. Hay comunidades como Baleares que lo han realizado y las encuestas de aceptación están siendo muy elevadas, superando con mucho las notas que tenía el transporte privado externalizado. Ahora, Canarias, con el nuevo gobierno de izquierdas, ha pedido los informes de Baleares porque están estudiando seriamente hacer lo mismo. Igualmente, Cataluña y Navarra están estudiando realizar las mismas medidas. Mientras, en Andalucía seguimos con esta forma disparatada de funcionar.

P: Además, existe otra tradición en Andalucía, pues se conoce que hubo antiguas concesionarias que engañaban a la administración, robándole dinero de subvenciones de supuestas ambulancias que luego “no existían”

R: En el 2012 hubo bastante problemática en Málaga. La empresa despidió a 10 trabajadores porque se eliminaban ambulancias y debido a las movilizaciones de los trabajadores supimos que esas ambulancias nunca las habían quitado y volvieron a sus puestos. Por eso no entendemos que se siga aplicando la misma forma de otorgar las concesiones. Realmente, es la administración la que debería rescatar el servicio.

P: Finalmente ¿qué pensáis hacer si la Patronal sigue dilatando las negociaciones?

R: Esa contestación tendrán que darla los trabajadores en las distintas asambleas que realicemos. Son ellos los que tienen que decidir su futuro. Lo que sí tenemos claro los delegados de CCOO es que lucharemos por los derechos de los trabajadores donde estemos.