Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Lucha de Clases ha entrevistado a trabajadores del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) del Servicio Andaluz de Salud (SAS) de Sevilla. Estos trabajadores han estado reclamando medidas de seguridad contra la epidemia de coronavirus.

¿Cuáles son tus condiciones de trabajo durante la pandemia?

Este año tuvimos varias fases durante la pandemia. Al principio teníamos material de protección, hubo equipos de protección individual completos. A medida que iba avanzando la pandemia y había más trabajo, empezaron a disminuir la cantidad de batas, monos que es lo que realmente nos protegía más. Empezaron a bajar de cantidad llegando un momento en que nos quedamos sin un mono. Luego, cuando estuvo el pico más alto en la pandemia, tuvimos muchísimo trabajo y muy pocos medios de protección. Hubo un momento de la pandemia en que nos daban una bolsa de plástico, una bata que no era permeable, era como de papel, y una mascarilla que resultó que no estaba homologada por la sanidad, y estuvimos trabajando con ella durante dos semanas.

Estábamos saturadísimos de trabajo, de estrés, bastante ansiedad en el trabajo y lo pudimos resolver con donaciones de particulares, de asociaciones, de gente que quiso colaborar con nosotros o de nuestra propia familia, y nos trajeron batas de textil no tejido, mascarillas y diverso tipo de material para poder protegernos, cuando en nuestros servicios no había apenas equipos de protección.

¿Cómo se podría gestionar mejor tu empresa durante la pandemia?

Yo creo que al principio les cogió de sorpresa a todas las empresas que trabajan en sanidad. Había poco stock de todo lo que era relacionado con una pandemia en Andalucía y en todo el país, ya que solamente había lo que quedó de la última crisis del ébola. No sé por qué, no fueron capaces de reaccionar a tiempo y de ir pidiendo más material que fuera viniendo de las zonas más cercanas, no haber tenido que esperar a que vinieran de otros países y haberlo acelerado cuanto antes mejor, que hubiera llegado para poder protegernos en condiciones, que hemos tenido que esperar al gobierno nacional, al gobierno autonómico,,, La pelea entre ellos al final ha resultado que los damnificados hemos sido todos los profesionales que trabajamos en esta pandemia en primera línea. Hemos tenido que trabajar muchos días casi sin medidas de protección. Nos han dejado al final en la guerra como con un arco con flechas.

¿Qué rol están teniendo vuestros representantes sindicales en esa crisis?

El rol que han tenido es más bien secundario. Cuando no nos daban material homologado algunos compañeros protestamos en las redes sociales y se lo pasamos a los sindicatos para ver qué se podía hacer. Fuimos nosotros los que tuvimos que mandar las fotos del material que nos traía la Administración, y después de colgarlo en las redes sociales entonces ellos se hicieron un poco eco de nuestras peticiones. Ellos han ido a remolque de nosotros y han seguido publicando y pidiendo material para que nos hicieran unos tests.

A raíz de esta protesta, conseguimos que en unas cuantas de horas aparecieran muchos más EPIs completos, con el mono individualizado para cada uno. Pero todo ha sido siempre de una forma secundaria, los primeros han tenido que ser los trabajadores, los que hemos dado el paso para que ellos nos hayan echado un cable, y tuvimos que recurrir a las redes sociales y a lo que hiciera falta. Siempre han ido detrás de nosotros.

¿Cómo se está desarrollando vuestra lucha por mejores condiciones?

Bueno, pues entre todos los profesionales hemos hablado cuando hemos estado con escasez de material, hemos tenido que reunirnos entre nosotros, o hablar a través de mensajería, de Whatsapp, de redes y hemos llegado a la conclusión de que nosotros nos teníamos que unir para conseguir que la gerencia del SAS, la Consejería o las diversas administraciones nos hicieran un poco de caso. Yo creo que ha sido la base de todo, el unirnos e ir todos a una para conseguir que nos trajeran material de calidad, material homologado y que hubiera en cantidad, que no tuviéramos que recurrir otra vez a pedir a la gente que nos ayudara.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí