Movimiento Obrero
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Alestis despide a la mitad de la plantilla en Vitoria y a 94 trabajadores en Sevilla y Cádiz, con un ERE firmado por UGT y CCOO.

Alestis, empresa de transformación metálica y montaje de conjuntos aeronáuticos, con factorías en Álava, Sevilla y Cádiz y con una plantilla de 1400 trabajadores, cuyo principal cliente es AIRBUS, del que depende el 90% de su carga de trabajo, ha realizado un ERE (Expediente de Rescisión de Empleo), acordado con UGT y CCOO.

El resultado es 56 despidos en la fábrica de Miñano en Álava antes de fin de 2020, y los otros 94 se llevarán a cabo en las fábricas de Sevilla y Cádiz. Además la amenaza del ERE ha conseguido que 275 trabajadores pidan la baja voluntaria para obtener mejores condiciones que en el despido forzoso por el ERE.

Como secuela de este ERE también la empresa logística LTK de Puerto Real empresa aprovisionadora de Alestis y Airbus  ha desmantelado su centro de trabajo de la zona franca de Cádiz que tiene 51 trabajadores. Una representante sindical describe indignada lo que se encontraron el lunes 2 la plantilla:

"Han desmantelado todo. Incluso nuestros enseres personales los han tirado a los contenedores de basura, zapatos, cuadernos, archivadores... Sin previo aviso, sin explicaciones.

Nos sentimos maltratados, desinformados, indignados y llenos de rabia. Después de 16 años al rescindir el contrato Alestis nos quedaremos en la calle".

La fábrica de Miñano en Álava, ha sido la más afectada del grupo y sumados los despidos a las bajas voluntarias y prejubilaciones suponen 85 puestos de trabajo perdidos, prácticamente la mitad de la plantilla, que pasa de 178 a  101 trabajadores en enero 2021.

Rechazo al ERE

La plantilla de Miñano manifestó su rotundo rechazo al ERE, con una votación en la que 114 votaron en contra, 2 a favor y 4 abstenciones.

El malestar en la fábrica es enorme con la decisión de la Mesa Negociadora  con mayoría de UGT y CCOO, firmantes del acuerdo que lleva al ERE. CCOO, de hecho, no tiene representación en la fábrica de Vitoria y UGT tiene dos representantes que rechazan el ERE firmado por su sindicato. El comité de empresa ha calificado este acuerdo de gravísimo error e inconcebible desde una perspectiva sindical y de solidaridad obrera. “En Alestis no sobra nadie”, sigue siendo el grito de guerra de las movilizaciones de la plantilla.

Este acuerdo, castiga especialmente a la fábrica de Vitoria, que cuenta con convenio propio y con un gran nivel de organización sindical, que ha llevado una lucha ejemplar en defensa de sus empleos y que unificó a todo el sector en Álava en una única movilización que fue apoyada por los trabajadores del sector.

Movilización y lucha frente a cretinismo negociador

Mantener esa dinámica de lucha unitaria podría haber defendido con la movilización los puestos de trabajo del conjunto del sector. Pero la falta de una actitud combativa de los dirigentes sindicales de UGT y CCOO en el sector,  partidaria de la política sindical del mal menor, más sensible con los intereses de la empresa que de los trabajadores, “realismo” que nos ha llevado de derrota en derrota a la clase trabajadora y a la apropiación por parte de la patronal de la mayor parte de la riqueza producida por los trabajadores. Es penoso escuchar a los sindicalistas firmantes del ERE que está muy bien defender “No a los despidos”, que ellos también lo defienden, pero hay que ser “realista,” eso está muy bien para las manifestaciones, pero no en las mesas de negociación. Palabras de burócratas que no creen en la decisión de la clase trabajadora para defender lo único que poseen, sus empleos, que rehúyen la lucha, que muestran un cretinismo negociador y que como resultado lógico obtienen una permanente marcha atrás en empleos, salarios y condiciones de trabajo. Este es el último caso, 426 trabajadores, entre ellos muchas trabajadoras, han perdido su empleo, han sido sacrificados en el altar de los beneficios de la familia Clemente propietaria de la empresa, los que quedan lo hacen sin mucha esperanza de mantener su empleo, desmoralizados, dada la actitud derrotista de sus representantes sindicales.

Las reflexiones de una trabajadora

Una trabajadora de la planta de Miñano, se ha dirigido a toda la plantilla después de conocer el resultado del ERE en la empresa, expresa de manera vívida su experiencia de lucha y las conclusiones que ha sacado. Transcribo lo más importante de su carta. Después de agradecer al comité de fábrica su esfuerzo en mantener la lucha dice lo siguiente:

“Hoy dos de noviembre hago 22 años en esta empresa. Sería fácil caer en la desesperación, en la apatía, ... porque al final después de estos meses largos y duros no hemos conseguido rebajar ni una persona el numero inicial de 87 despidos. Pero creo que en todo esto hay cosas positivas. La plantilla sigue unida y defendiendo los puestos de trabajo. Solidaridad, compañerismo, unión, emblema de nuestra lucha. Todo este proceso creo que tiene que hacernos reflexionar. El capital no entiende de escrúpulos. Nosotros como clase trabajadora hemos recibido una agresión durísima por parte de una dirección insaciable y unos sindicatos vendidos.  Entre los dos no han permitido que seamos nosotros los que decidamos sobre nuestro futuro. Han hecho un análisis de nuestras necesidades sin preguntarnos, la plantilla de Vitoria-Gasteiz no quería dinero, quería todos los puestos de trabajo. No podemos permitir que nos vuelva a pasar esto.  

Ya no vale con buenas intenciones porque el capital no las tiene con la clase trabajadora. Te tiran y luego te machacan cuando estás en el suelo. El capital no entiende de buena fe y la clase trabajadora tiene que tener en cuenta esto. Porque sinceramente estamos hablando, aunque suene duro, de terrorismo patronal y sindical. Para vencerlo no nos queda otra que luchar. Porque esto es el comienzo, van a venir con más. Tenemos que estar preparados y enfrentarnos desde el principio para parar esta sangría. Somos nosotros los que tenemos que defender nuestros derechos sin convertirnos en lo que el capital es. No vamos a hacer lo que condenamos, no nos vamos a convertir en otra versión del capital pero vamos a ser contundentes y persistentes. Por último, decirles a esos que dicen que nos defienden que lo hagan de verdad. Que dejen de mercadear con la clase trabajadora. Basta ya, no nos representáis. Tenemos que empoderarnos y perder de una vez el miedo.  Porque cuando se destruye un puesto de trabajo es una agresión a toda la clase trabajadora. Basta ya de beneficios desorbitados para unos pocos a costa de la mayoría. Las personas están por delante de los beneficios. El apoyo mutuo, la defensa de los derechos de todos, la empatía, son el camino y lo que debemos exigir a cualquiera que trate de ser nuestra voz. Todos juntos podemos conseguir más que si intentamos luchas personales. Y para acabar solo tengo que decir que en Alestis no sobra nadie.”

Rescate de los puestos de trabajo: No sobra nadie

El sector aeronáutico es un sector estratégico, con muchos empleos y receptor de muchas ayudas públicas. Hay plantas modernas y bien dotadas que hay que preservar, la intervención del gobierno, con más razón de este gobierno de izquierda, es necesaria para mantener los puestos de trabajo,  ingentes cantidades de dinero de todos se están invirtiendo  para salvaguardar las empresas y bancos, el último caso el rescate a Air Europa. Ahora se trata de rescatar a los trabajadores y sus familias.

Puedes enviarnos tus comentarios y opiniones sobre este u otro artículo a: contacto@luchadeclases.org

Para conocer más de “Lucha de Clases”, entra a este enlace

Si puedes hacer una donación para ayudarnos a mantener nuestra actividad pulsa aquí