Movimiento Estudiantil
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El pasado miércoles 27 de marzo se celebró en la universidad Pablo de Olavide (Sevilla) un referéndum sobre la Monarquía, en el que 905 estudiantes, un 80,3% de los 1127 que participaron, eligieron República. Este referéndum conecta con la campaña estatal de consultas republicanas que se ha celebrado en barrios y universidades todo el estado, y que ha logrado recoger 115.622 votos a fecha del 27 de marzo, de los cuales 98.735 han sido para la República, un 85,39%. [1]

La naturaleza de la Monarquía española

La consigna de estos referéndums ha sido clara: queremos votar para decidirlo todo. Según eldiario.es, más de un 60% de los votantes actuales no aprobó la Constitución que ampara la Monarquía[2]. De hecho, ésta nunca ha sido votada directamente, ni siquiera durante la Transición, lo que quizá sea la máxima expresión del enorme fraude político y democrático que este proceso representó. El propio Suárez reconoció en una entrevista en 1995 -que Atresmedia no publicó hasta 2016- que incluyó al Rey en la Ley de Reforma Política por miedo a que la Monarquía no sobreviviera a un referéndum[3].

El Rey constituye un residuo histórico sin legitimidad democrática, pilar fundamental del Régimen del 78 y del parasitismo que éste ejerce sobre la riqueza producida por los millones de trabajadores del Estado español. Los Borbones representan la corrupción, la ineptitud, el saqueo y la desfachatez con la que este Estado hace y deshace en favor de los más pudientes.

Son conocidos los orígenes franquistas de la actual Monarquía. Juristas de renombre como Bartolomé Clavero, catedrático de Historia del Derecho de la Universidad de Sevilla, han señalado que el único vínculo jurídico que une a la Monarquía a la Constitución de 1978 es la designación de Juan Carlos I por Franco. Políticamente esto tiene una expresión mucho más clara en el hecho de que Juan Carlos I juró lealtad a los Principios Fundamentales del Movimiento Nacional, surgido del golpe de Estado fascista de 1936, al ser proclamado Rey. El mismo cazador de paquidermos nunca se preocupó demasiado por esconder su ferviente admiración por el dictador durante el tiempo en el que éste estaba con vida. Su abdicación en Felipe ha sido un intento de renovación que tampoco ha resultado demasiado provechoso, sobre todo después de su discurso enrabietado contra el referéndum catalán del 1-O.

Decidirlo todo

Ante esta cierta aversión de los Borbones hacia los referéndums, y coincidiendo con el desapercibido 40º aniversario de la Constitución, un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid convocaron un referéndum sobre la Monarquía que se extendió rápidamente al resto de universidades públicas del Estado. Desde el Círculo Marxista Universitario de la UPO coincidimos en la necesidad de impulsar este tipo de iniciativas, y por eso participamos desde el primer momento en la Plataforma Referéndum UPO para la realización de una consulta análoga en nuestra universidad, que agrupó a estudiantes y otras organizaciones dispuestos a colaborar. El proceso se ha llevado a cabo mediante asambleas abiertas, mediante las cuales hemos ido organizando paulatinamente todos los aspectos del referéndum. De la misma forma nos hemos coordinado con las asambleas de las universidades de Cádiz, Huelva y Málaga para establecer los referéndums en fechas cercanas. El referéndum ha sido todo un éxito en participación y esperamos poder consolidar las asambleas como base para crear un movimiento antimonárquico en la universidad.

WhatsApp Image 2019 03 27 at 13.31.02

¿Y ahora qué?

Esta iniciativa no puede quedarse simplemente en la organización del referéndum. La participación y el contenido de las consultas demuestran que están sentadas las bases para el afianzamiento de un movimiento republicano en todo el estado, que pueda agrupar a todos los partidos, sindicatos y organizaciones progresistas para reconquistar todos los derechos sociales que hemos ido perdiendo desde la desintegración de la movilización que supuso el 15M. Los recortes en educación y sanidad se han agravado, los desahucios se suceden a diario, la judicatura es más represiva con los activistas sociales, el Tribunal Supremo está a punto de imponer penas enormes a los presos políticos catalanes, y como colofón de todo esto el trifachito se pavonea exhibiendo su discurso más falangista. Es imperativa una reacción de la izquierda en las calles que barra a toda esta escoria y vuelva a hacer temblar a “los de arriba”, como en su día se dijo. Todos los partidos de izquierda que no entiendan esto se verán absorbidos más temprano que tarde en la dinámica institucional del estado de manera irreversible, convirtiéndose en un engranaje más del sistema sin ningún atractivo para la clase trabajadora. Luchar por la República no significa querer modificar de manera abstracta el sistema de gobierno, no significa implicarse en la gestión o el maquillaje de este sistema, sino pelear por derribar el Régimen del 78 y todo lo que este representa.

Círculo Marxista Universitario UPO (Sevilla)

 

D18dEhaX0AAHH2u


 [1] http://www.monarquiaorepublica.org

[2] https://www.eldiario.es/politica/poblacion-derecho-podido-monarquia-republica_0_266674213.html

[3]https://www.eldiario.es/politica/Adolfo-Suarez-referendum-monarquia-encuestas_0_581642259.html