Pagina principal Estado Español Análisis y Situación Política Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid el 27 de Mayo

Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid el 27 de Mayo

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El próximo 27 de Mayo vuelven a Madrid las Marchas de la Dignidad, 3 años después de la primera gran movilización centralizada que esta plataforma convocó bajo el lema “Pan, Trabajo y Techo” y que congregó en Madrid a  más de un millón de personas. Fue la expresión del malestar presente en la sociedad y el resultado del trabajo de preparación de miles activistas de toda la izquierda.

00 17Desde de aquella convocatoria, que significó la unificación de todas las reivindicaciones de los diferentes movimientos, desde que en 2011 surgieran “los indignados”, hemos vivido prácticamente dos años completos de periodo electoral. Naturalmente esto paralizó la movilización social debido a la confianza que el pueblo puso en las posibilidades reales de una victoria en las urnas que posibilitara un cambio político en favor de las clases populares.

Hay que mencionar que, durante este período, las Marchas de la Dignidad convocaron movilizaciones de carácter regional o provincial pero con escasa participación, no llegando a reunir a más personas que algunos cientos de activistas en cada zona, destacando las agrupaciones de Izquierda Unida y CCOO, y de forma más minoritaria algunas decenas de militantes de Podemos y de centrales sindicales minoritarias.

Después de acabar este período de parálisis, nos encontramos en un momento en el que la clase trabajadora y la juventud están dando un paso al frente. En los últimos meses ha habido un importante repunte de las movilizaciones. Lo hemos visto en las últimas convocatorias importantes, como son las movilizaciones de la Marea Blanca en Andalucía, las de la educación, las del 8 de Marzo y las diferentes convocatorias a nivel regional de las propias Marchas de la Dignidad el pasado 25 de Febrero (28 de Febrero en Andalucía). Estas sí podemos calificar de éxito tras la participación de decenas de miles de trabajadores y trabajadoras en cada zona.

Pero las infinitas amenazas y ataques de la patronal, con el gobierno al frente, para continuar con la degradación de los derechos laborales, no sólo han acelerado la previsible vuelta a las calles, sino que también se ha registrado un aumento considerable del número de huelgas en diferentes sectores. En este sentido, destaca la firmeza de los estibadores, que han conseguido frenar los ataques al sector, el paso atrás del gobierno y seguir manteniendo, al menos por ahora, sus derechos y salarios.

Entre las reivindicaciones de esta convocatoria se encuentran el empleo estable, salarios dignos y la renta básica, la derogación de las reformas laborales, el no pago de la deuda y la defensa de los servicios públicos y las pensiones. Sin duda, estas reivindicaciones son necesarias, pero sabemos que serán imposibles de alcanzar sin la nacionalización de las palancas de la economía bajo control de la clase trabajadora, ya que la burguesía no está dispuesta a permitir que logremos estas conquistas mientras ella tenga el poder económico.

Por su parte, Unidos Podemos debe implicarse de una forma activa y clara en la organización de las Marchas de la Dignidad, impulsar sus convocatorias y ponerse a disposición del movimiento para llevar al Parlamento sus reivindicaciones, convirtiéndose así en la pata política de un frente único que active la marcha hacia una huelga general. Este es el camino para poner entre las cuerdas a este débil gobierno de la derecha que no dudará en seguir golpeando a la clase trabajadora con reformas laborales, privatizaciones de servicios públicos y recortes de libertades.

Sin duda, debemos celebrar esta nueva convocatoria estatal de las Marchas de la Dignidad y participar en su organización y difusión para conseguir entre todos y todas la vuelta a la centralización de las reivindicaciones de los diferentes movimientos sociales. Debemos lograr una participación similar a la del 22M de 2014, y marcar con ello el punto de partida de la ofensiva definitiva de la clase trabajadora, utilizando la movilización social como arma fundamental para hacer frente a la avaricia ilimitada de la burguesía en su ansia por la maximización de sus beneficios siempre a costa de los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

¡El 27 de Mayo todos y todas a Madrid!

Banner