Qué somos, qué defendemos

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

El comienzo de la segunda década del siglo XXI coincide con la mayor crisis capitalista desde el crack de 1929 y la depresión económica posterior. El carácter global y la profundidad de esta crisis del capitalismo indican, en nuestra opinión, la entrada en un nuevo periodo descendente del sistema, y lleva implícita también la ruptura del relativo equilibrio capitalista que predominó en los países más desarrollados durante las dos últimas décadas, tras la caída de la URSS.

Se está abriendo un nuevo escenario de la relación entre las clases. La burguesía no puede permitir siquiera los mínimos elementos de civilización que han supuesto las conquistas de los trabajadores y, por su parte, la clase trabajadora no va a renunciar sin lucha a las mismas.

Quienes iniciamos la tarea de esta publicación somos un grupo de militantes de izquierda, de los movimientos sociales y de los sindicatos que creemos que este escenario supone una receta acabada para una agudización de la Lucha de Clases, a cuyos primeros compases ya estamos asistiendo en un país tras otro.

Los compañeros que iniciamos esta publicación luchamos por una Sociedad Socialista libre de la explotación, falta de futuro, injusticias, guerras y desastres medioambientales que produce el capitalismo, y por eso defendemos una alternativa socialista revolucionaria en las organizaciones y movimientos de masas de la izquierda y de la clase obrera. También formamos parte de la Corriente Marxista Internacional, presente en 40 países de Europa, América, África, Asia y Oceanía, que edita la página web www.marxist.com. Al igual que ellos, pensamos que, en los albores del siglo XXI, el marxismo sigue siendo la forma más elaborada del pensamiento humano y, por tanto, el mejor instrumento para comprender y transformar el mundo. Es por ello que creemos que hoy más que nunca el dilema que se le plantea a la Humanidad es elegir entre el Socialismo o la Barbarie.

Ante esa perspectiva, hoy más que nunca, es necesario aglutinar y potenciar la fuerza de la izquierda transformadora y revolucionaria. En nuestra opinión consideremos necesario la constitución de un Frente Único de todas las organizaciones de izquierda, populares, sociales y sindicales que tengan como objetivo superar el sistema capitalista y terminar con la explotación del hombre por el hombre.

Con el lanzamiento de la revista Lucha de Clases y de la web www.luchadeclases.org queremos contribuir al debate ideológico en la izquierda y el movimiento obrero, tarea ésta que en el actual contexto adquiere cada vez mayor trascendencia.

La necesidad de la corriente marxista

¿Qué papel le compete en este contexto a una corriente marxista dentro de la izquierda? Uno doble.

Primero, no tenemos intereses de aparato ni burocráticos que nos aten a otro compromiso que no sea contribuir a dotar al movimiento de las herramientas más eficaces para luchar contra la explotación y la injusticia social, por eso seremos los constructores más consecuentes y comprometidos del frente único de la izquierda y de los movimientos populares y sociales.

Segundo, aportar claridad política e ideológica al movimiento, mediante la explicación paciente. Ciertamente, las direcciones de las organizaciones más relevantes de la izquierda transformadora y de los movimientos sociales y populares, defienden un gran número de reformas muy progresistas absolutamente necesarias, pero imposibles de aplicarse plenamente sin expropiar al gran capital, sin dominar las fabulosas palancas económicas en poder de los banqueros, de los grandes empresarios y de los terratenientes, como única manera de planificar la economía en interés de la inmensa mayoría de la sociedad. Por eso, defendemos dentro del movimiento un programa auténticamente socialista basado en la nacionalización del gran capital, sin indemnización salvo a pequeños accionistas y ahorradores, y bajo control obrero. Defendemos una democracia real basada en la participación y el control plenos desde abajo, introduciendo una reducción drástica de la jornada laboral para permitir la participación de todos; con organismos de control, gestión y participación en las fábricas, oficinas, barrios, escuelas, universidades, coordinados a nivel local, provincial, regional y estatal; con representantes elegibles y revocables en cualquier momento y que no reciban un salario superior al de un obrero cualificado; y con la participación de toda la población en las tareas de administración y gestión por turnos.

La corriente Lucha de Clases está abierta a la participación de cualquier trabajador, joven o luchador – sea miembro de IU, de PODEMOS, de los movimientos sociales, de los sindicatos, o permanezca sin organizar – que esté de acuerdo con nuestros objetivos y propuestas, y quiera luchar organizadamente para contribuir al desarrollo y al éxito de un frente amplio de organizaciones de izquierdas y movimientos populares y sociales ¡Únete a nosotros!

Si quieres conocer más sobre nuestra actividad, debatir nuestras ideas, distribuir nuestra revista, o participar con nosotros, escríbenos a: Esta dirección electrónica esta protegida contra spambots. Es necesario activar Javascript para visualizarla