El camarada Aftab Ashraf, responsable nacional del Frente Obrero Rojo de Pakistán, es uno de los nueve camaradas que fueron desaparecidos por los Rangers de Sindh el 21 de abril. En su primer mensaje después de la liberación agradece la solidaridad internacional.

 
 
 
 
 
 

Se ha confirmado que el último de nuestros compañeros paquistaníes secuestrados ha sido liberado por los Rangers. Nos sentimos aliviados de tenerlos de vuelta seguros y agradecidos con todos nuestros camaradas y simpatizantes que participaron en nuestra campaña de solidaridad, que fue fundamental para proteger a los secuestrados. Publicamos el siguiente mensaje de la Alianza de la Juventud Progresista (PYA), que celebra el retorno seguro de nuestros camaradas y la victoria de nuestra campaña internacional.

ACTUALIZACIÓN: En el momento en que íbamos a publicar este artículo se conoció la noticia de que el gobierno en reunión con la empresa privada había decidido derogar la reforma. Es importante que ahora el movimiento obrero y estudiantil se dote de un programa para asegurar que la crisis del sistema de pensiones la paguen los capitalistas.

Siete destacados activistas juveniles y sindicales han sido desaparecidos en Karachi por el Ejército y los Sindh Rangers, un departamento estatal paramilitar famoso por sus asesinatos extrajudiciales. A nadie se le ha informado sobre su paradero hasta el momento y no se ha registrado ningún caso contra ellos.

El pasado 8 de abril, los húngaros acudieron a las urnas después de un período de campaña que no se ha visto desde la caída del estalinismo. Una de las funciones de la democracia burguesa es crear un falso sentido de participación. Las elecciones anteriores se llevaron a cabo generalmente en una atmósfera de anticipación, con el público siguiendo los debates entre los partidos políticos en los medios de comunicación, y discutiendo los acontecimientos en las esquinas y en el trabajo. La gente sentía que tenía algo que decir sobre su destino. Sin embargo, en los últimos ocho años ha habido un cambio fundamental en el carácter del proceso democrático de Hungría.

El camarada Bilawal Baloch de Quetta también ha desaparecido y es nuestra sospecha que ha sido secuestrado por las fuerzas armadas de Pakistán. Él asistió a la manifestación celebrada ayer frente al Club de Prensa de Karachi, convocada por el Movimiento Tahafuz Pashtún (PTM), y volvía de allí de regreso a su casa en Quetta. Pero su teléfono móvil está permanentemente apagado y nadie ha podido contactarlo.

Seis camaradas de la Corriente Marxista Internacional (CMI) fueron arrestados hoy en Karachi por el Ejército y los Rangers de Sindh, un departamento estatal paramilitar famoso por sus asesinatos extrajudiciales. Hasta el momento, permanecen desaparecidos. Necesitamos plantear esto en los movimientos obrero y estudiantil de todo el mundo. Necesitamos mensajes de protesta y de solidaridad. ¡Hay que actuar ahora!