fci logo-thEntrevista realizada a los jóvenes estudiantes de la Universidad Central de Venezuela y miembros del Frente Cultural de Izquierda. Quienes como voceros del movimiento estudiantil revolucionario, desmontan la tesis manejada por los medios de comunicación de la burguesía a nivel internacional, que afirma que todo el bloque estudiantil venezolano se encuentra en protesta en contra de un gobierno "dictatorial y represivo". Sin embargo, en la realidad sólo se trata de un pequeño grupo minoritario de estudiantes de clase media y alta, con la intención de desestabilizar y derrocar al gobierno democráticamente electo del presidente Nicolás Maduro.

201404-Maduro-Capriles-SIBCI-thEn la noche del 10 de abril se celebró la primera reunión del Diálogo por la Paz con Justícia entre representates del gobierno y la revolución bolivariana y representantes de la oposición. La reunión ha generado una viva polémica en el movimiento bolivariano sobre sus objetivos y límites. Publicamos la declaración de Lucha de Clases, la sección venezolana de la CMI.

Durante las últimas dos semanas ha habido una violenta campaña de disturbios por parte de un pequeño número de partidarios de la oposición en Venezuela. Han bloqueado calles y avenidas (principalmente en las zonas de clase media y alta de los centros urbanos), en un intento de forzar la destitución del Presidente Maduro. ¿Cuál es el significado de estas acciones y cómo hay que enfrentarse a ellas?

En los últimos días el gobierno del camarada presidente Nicolás Maduro, ha llevado a cabo acciones contundentes en contra de las guarimbas, lo cual pareciera terminar de desinflar las acciones violentas que viene llevando a cabo un minúsculo grupo de la oposición, desde el pasado mes de Febrero. Esto ha hecho que algunos sectores del gobierno, y de las masas revolucionarias, celebren desde ya la derrota final del intento de golpe de estado y las guarimbas en general. Sin embargo, las guarimbas nunca fueron la principal amenaza a la que se ha visto sometida la Revolución Bolivariana.

Bajo la consigna “La Unidad en la Calle” la derecha venezolana se lanza en una nueva “guarimba” en contra de la revolución bolivariana. A pesar de que el gobierno bolivariano ha hecho llamados a  lograr trabajar en conjunto con los políticos de oposición, a fin de resolver las diferentes problemáticas del país, los sectores más extremos de esta rancia oposición han preparado una nueva ofensiva desestabilizadora.

Es a menudo el destino de los dirigentes revolucionarios el que, después de muertos, aquellos que los habían atacado y vilipendiado en vida, empiecen a alabarlos, al mismo tiempo que distorsionan y diluyen sus ideas, convirtiéndolas en algo inofensivo, del mismo modo que se neutraliza a un animal molesto.

Las elecciones municipales del 8 de diciembre en Venezuela dieron una nueva victoria a la revolución bolivariana, en la que el Partido Socialista Unido (PSUV) y sus aliados en el Gran Polo Patriótico (GPP) recibieron 5,1 millones de votos (el 49,24 % del total) frente a 4,4 millones de votos de la oposición (42,72 %). Si se incluyen los votos de los candidatos bolivarianos que se presentaron por fuera del GPP, el total de votos para la revolución suma más del 54%.