Es necesario seguir profundizando los cambios para no sufrir la crisis capitalista mundial ni los embates de la derecha

Desde hace unos meses el gobierno toma medidas destinadas a reactivar la economía, frenada como parte de la crisis global del capitalismo. Demuestra así que mantiene la iniciativa frente a la impotencia e incapacidad de la oposición derechista, que insiste en propuestas fracasadas de liberalismo pro mercado. Se destacan las últimas propuestas de lanzamiento de bonos para atraer inversiones, los acuerdos de precios, los incrementos en las asignaciones familiares y el control social de las cadenas de comercialización. Pero ¿son suficientes para que la economía salga del estancamiento?

Para este 25 de mayo el Gobierno, y las organizaciones políticas que lo sostienen y acompañan, están organizando una serie de festejos en conmemoración a los 10 años cumplidos desde la asunción de Néstor Kirchner.

Sin duda el 2012 fue uno de los años en que el kirchnerismo y los sectores populares que lo respaldan han soportado el más intenso acoso social desde que  las patronales agrarias se pusieron en pie de guerra, en el denominado "conflicto del campo".

ArgentaTurbados y perdidos en una montaña de confusiones y desaciertos, en como presentarse ante las masas en tanto alternativa política, la derecha, a los tumbos, atina a un nuevo embate contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

Argentina-Moyano-Micheli-otroLa situación del movimiento sindical argentino es bastante penosa. La CGT está fracturada en 3 partes (oficialistas, moyanistas y CGT Azul y Blanca de Barrionuevo) y la CTA en dos (Yasky y Micheli). Todo como consecuencia de las luchas de camarillas y de intereses de aparato, y de las intromisiones de la burguesía y del gobierno. Además, en las tres CGT y en la inmensa mayoría de sus sindicatos adheridos, la ausencia de democracia interna es total, donde el control del aparato y de sus recursos resultan esenciales para el lucro más desvergonzado. Ahora, los gremios de la derecha peronista, Moyano, la CTA de Micheli y los patrones rurales de la Federación Agraria anuncian un paro general para el 20 de noviembre.

Cristina Kirchner baston-Presidencia de la ArgentinaLa situación argentina ha captado desde hace meses la atención de la opinión pública latinoamericana e internacional por la seguidilla de acontecimientos acaecida en ese tiempo, y que los medios masivos de comunicación de la burguesía han tratado de utilizar para mostrar un país al borde del caos, a cuyo frente se encontraría un gobierno inoperante, perdiendo toda base social de apoyo.

La movilización del 8 de noviembre tuvo una concurrencia masiva en todo el país y contó con una composición heterogénea, abrumadoramente de sectores de clase media, con todos sus matices, y con reclamos contradictorios. En rigor, la convocatoria a esta movilización fue una de las mayores estafas políticas habidas en el país en años. Convocada y financiada desde las sombras por los peores enemigos de la clase trabajadora y del pueblo pobre, fue capaz de aglutinar el malestar de un sector de la sociedad.