Europa
Typography

Hoy [28 de junio], los sindicatos griegos se embarcaron en una huelga general de 48 horas contra las medidas de austeridad que se están debatiendo hoy y que serán votadas mañana. Papandreu dice que los recortes y las privatizaciones son la única manera de reequilibrar las finanzas de Grecia, pero los trabajadores y la juventud en las calles tienen otras ideas.

5 de Junio, Syntagma. Foto: George AmpartzidisParlamento griego qha sido convocado a votar el nuevo paquete de austeridad, como condición para recibir otro rescate de 12 mil millones de euros. Si no lo hace, entonces Grecia entraría en cesación de pagos, poniendo en marcha una crisis financiera a nivel europeo.

A pesar de todos los llamamientos de los dirigentes del PASOK, el pueblo en las calles está decidido a hacer oír su voz y hasta el 75% de la población es de la opinión de que no son los trabajadores quienes deben pagar por una crisis de la que no son responsables.

Vamos a publicar mañana [29 de junio] los informes sobre los acontecimientos que han comenzado hoy. Mientras tanto, publicamos una declaración emitida hoy por los marxistas griegos de la corriente Marxistiki Foni, que llaman a que la huelga general de 48 horas se extienda de manera indefinida para derribar al gobierno, detener las medidas de austeridad y cancelar el pago de la deuda.

-----------------------------------------------

La huelga general de 48 horas que comienza hoy es un punto de inflexión en la lucha de clases de la sociedad griega. Marca la culminación del movimiento de masas que ha sacudido al país hasta sus cimientos desde el mes pasado, un movimiento que está firmemente dirigido por la clase obrera.

La batalla es decisiva. Por un lado están los trabajadores que son conscientes de la necesidad de hacer todos los esfuerzos posibles para ganar, de otro modo todo estará perdido. Por otro lado, está el gobierno respaldado por fuerzas poderosas, no sólo la clase dominante griega, no sólo los millonarios que han invertido en la deuda griega - es decir, en la pobreza y la miseria que afligen al pueblo griego -, sino todas las fuerzas del imperialismo mundial.

Más allá de que sean aprobadas las medidas de austeridad en el Parlamento y por qué candidad de votos, la lucha debe continuar. El gobierno y sus partidarios han demostrado que son despiadados y que están decididos a destruir nuestros derechos elementales para salvar a este sistema decadente, parásito y corrupto. Es por eso que la huelga general de 48 horas por sí sola no es suficiente para ganar esta batalla. Hay que transformarla en una huelga general indefinida hasta que caiga el gobierno y, con él, todas las leyes y medidas de austeridad impuestas por los usureros y prestamistas, y sea elegido un nuevo gobierno que sea responsable ante las asambleas populares, para que cancele la deuda depredadora y coloque los bancos y las palancas fundamentales de la economía bajo la propiedad y el control social de los trabajadores.

"Marxistiki Foni" es de la opinión de que es necesario transformar la huelga general de 48 horas en una huelga general política indefinida  y propone al movimiento la adopción de las siguientes medidas:

  • Los comités de huelga deberían conducir una campaña organizada para garantizar una participación masiva  de los centros de trabajo en la huelga donde no existan sindicatos en el sector privado. Si alguna compañía se atreve a despedir a los trabajadores que participen en la huelga de estos lugares de trabajo, deben ser ocupados.
  • En un esfuerzo conjunto, las asambleas obreras y populares tienen que discutir y organizar la creación de fondos de huelga para apoyar a los huelguistas y organizar comedores populares para las familias obreras que tienen dificultades para sobrevivir.
  • Hay que organizar piquetes en cada lugar de trabajo. Con la cooperación de los piquetes y de la Asamblea Popular de la Plaza Syntagma, deben crearse de inmediato organismos de autodefensa constituidos por los sectores más decisivos y fuertes del movimiento, debidamente equipados para proteger las manifestaciones de masas y reuniones de las acciones violentas de los agentes de la policía disfrazados de provocadores.
  • La huelga general política indefinida plantea la cuestión del poder y el movimiento debe tener, por lo tanto, una respuesta clara e inequívoca a esta pregunta. El Comité Nacional Centralizado de Lucha, elegido por las asambleas obreras y populares, debe estar listo para reemplazar el poder de la "troika" y de los bancos, y poner la riqueza concentrada del país bajo el control de las masas.