Richard Trumka. Foto: Jobs With JusticeJohn Peterson, de la Campaña por un Partido Laborista de Masas, escribe una carta abierta a Richard Trumka en respuesta a las recientes declaraciones de Trumka relativas la reducción de la AFL-CIO de las contribuciones al Partido Demócrata.

 

22 de febrero, Madison. Foto: Nickolas NikolicPublicamos éste artículo de miembro de la Campaña por un Partido Laborista de Masas en los EEUU. El artículo fue escrito el 24 de Febrero cuando los sindicatos de Madison anunciaron que iban a discutir la convocatoria de una huelga general en respuesta a los recortes y ataques a la negociación colectiva por parte del gobernador.

El derrame de petróleo en el Golfo de México como consecuencia de la explosión en la plataformaDeepwater Horizon puso de relieve la verdadera situación del capitalismo en EEUU hoy. Mientras Obama hace mucho ruido, no está dispuesto a enfrentarse seriamente a de las compañías petroleras. Lo que está haciendo es pasar la pelota a la clase trabajadora de los EE.UU.


En las recientes elecciones de mitad de mandato, los republicanos hicieron un regreso espectacular después de la derrota electoral hace dos años. Ganaron varias gobernaciones y escaños en el Senado, y tomaron el control pleno de la Cámara de Representantes de EEUU. ¿Cómo fue esto posible?

Ahora es muy conocida la aprobación del proyecto de ley en Arizona (la llamada ley antiinmigrante). Esta ley en pocas palabras, criminaliza la estancia inmigrante en ese Estado. Esta aprobación ha causado un gran revuelo a nivel EUA e internacionalmente. Ahora trataremos de explicar lo que ha pasado y dar nuestro punto de vista sobre la lucha de los inmigrantes de EUA.

El pasado 3 de noviembre la Reserva Federal de EEUU (equivalente al Banco Central) anunció otra ronda de la llamada "expansión cuantitativa", o "imprimir dinero" como lo conoce la mayoría de la gente. Otros 600.000 millones de dólares serán inyectados a la economía de Estados Unidos con el fin de evitar una nueva recesión y de reducir el desempleo. La clase dirigente de EEUU está preocupada y continúa con sus medidas extraordinarias que intensificarán aún más las contradicciones de la economía mundial.

Después de un año en el gobierno, las esperanzas de que la Administración Obama trajera un cambio verdadero han sido destrozadas. Por su encanto, majestuosas palabras y aparente sinceridad, Obama fue elegido para representar los intereses del capitalismo y de las grandes empresas, y cuando la presión lo obligue a tomar una decisión, siempre estará del lado de los capitalistas.