Bangkok está en llamas en el momento en el que la violencia contrarrevolucionaria en Tailandia alcanza un clímax sangriento. El asalto largamente esperado del Ejército tailandés ya ha tenido lugar y no cesará hasta haya desaparecido todo rastro de la protesta. Nadie puede asegurar el número de bajas, pero la cifra final será sin duda mayor que la que las autoridades han admitido hasta ahora. Parece que algunos "Camisas Rojas" han respondido prendiendo fuego a los bancos, centros comerciales y otros edificios de la ciudad, y hay informes de que las protestas y la violencia hicieron erupción en otras partes de la ciudad.

El Dr. Lal Khan es un reconocido revolucionario paquistaní, con unatrayectoria de 34 años de lucha en su país, tiempo en el que ha sufridocárceles y persecuciones. Es secretario internacional de la PakistanTrade Union Defence Campaign (Ptudc, o Campaña por la Defensa de losSindicatos Pakistaníes), una de las organizaciones de izquierda másrelevantes de esa nación.

De visita en Caracas, ofreció declaraciones en exclusiva al Correo del Orinoco.

“Después del colapso de la Unión de Repúblicas SocialistasSoviéticas (URSS), vino un período muy reaccionario y difícil en lahistoria del género humano. El primer faro de esperanza, de un nuevorenacimiento de la lucha de clases, vino de América Latina, y laRevolución Bolivariana es un catalizador de ese proceso. Lo que sucedeen Venezuela ha tenido un impacto tremendo en el mundo”, señaló LalKhan.

Once personas muertas y 50 heridas fue el resultado del atentado del lunes en la zona industrial de Karachi, en Quaidabad, en el cercado que está cerca de la fábrica Gul Ahmed Textile. La zona está dentro del distrito electoral NA-257 Karachi 19. El candidato del PPP aquí es Hassain Lund Baloch, que está realizando una campaña revolucionaria contra el grupo fascista MQM. Está defendiendo las ideas del socialismo revolucionario.

En una área dominada por los talibanes en Pakistán, un abogado marxista ha derrotado al candidato de los fundamentalistas islámicos. A pesar de que se emitió una fatwa contra él, el camarada Ahad se mantuvo firme en las ideas del socialismo revolucionario y ganó el cargo de Presidente del Colegio de Abogados de Malakand.