Pagina principal Internacional América Latina Venezuela Propuesta de la Corriente Marxista del PSUV - Lucha de Clases - en torno a las bases comiciales para elegir la ANC

Propuesta de la Corriente Marxista del PSUV - Lucha de Clases - en torno a las bases comiciales para elegir la ANC

ImprimirCorreo electrónico
Bookmark and Share

La convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente por parte del presidente Maduro el pasado 1ro de mayo, ha generado un gran debate entre la base militante del chavismo. El martes 23 de mayo, se espera que la comisión presidencial constituyente presente la propuesta de bases comiciales para la elección de los diputados a la ANC.

828d1160b7cd4733a6d5a088920e0f10La correlación de fuerzas que debe lograr el movimiento obrero y popular revolucionario dentro de la ANC, es clave para que dicha instancia no se transforme en otro cascarón burocrático, separado de las masas y de la militacia, controlado por los reformistas y burócratas y también en última instancia, por la burguesía. La siguiente declaración, es la propuesta de la Corriente Marxista del PSUV - Lucha de Clases en torno a la estructura de dichas bases comiciales.

¡POR UNA ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE OBRERA Y COMUNAL!

Sobre la convocatoria:

1. La cuestión técnico legal de la constitucionalidad de la convocatoria de la ANC no tiene la menor importancia. Como todas las cuestiones legales en una democracia burguesa, las mismas no se resuelven mediante dictámenes técnicos, sino según la correlación de fuerzas existente en la sociedad. 
2. Los ex chavistas que centran su crítica en este tipo de cosas, igual que Marea Socialista, eligen además el peor de los terrenos para confrontar al gobierno: el de la legalidad, que en realidad no interesa a nadie. ¿O acaso el apego o no a la constitución va a dar de comer a la gente?
3. Nosotros debemos estar claros en esto. La democracia burguesa no es otra cosa que el envoltorio legal y político con el que la burguesía oculta la explotación de la clase obrera, siempre ha sido así, y hasta tanto no se rompa con el capitalismo y se desmantele el estado burgués, seguirá siendo así. Por lo tanto, la cuestión de la legalidad o no de la convocatoria en sí no es nuestra discusión. El problema de fondo es si se transgrede la legalidad burguesa para radicalizar la revolución, destruir el capitalismo y avanzar de forma definitiva hacia una sociedad socialista. Por otro lado, es claro que la constitución es ambigua al respecto de la cuestión de la convocatoria y por lo tanto deja la puerta abierta a la posibilidad de elegir a los constituyentistas según bases comiciales de orden distinto a las circunscripciones tradicionales. 


Sobre los frentes de participación:
4. Nuestra posición, como militantes de “Lucha de Clases”- Corriente Marxista del Partido Socialista Unido de Venezuela, sobre los grupos sociales propuestos por el gobierno para el frente de participación sectorial, es que, desde el punto de vista del socialismo científico, fundamentados en el manifiesto Comunista de Marx y Engels y en el Libro Rojo de nuestro partido, debemos hablar de clases sociales, y reconocer la existencia de dos clases sociales principales con intereses totalmente opuestos, la clase trabajadora y la clase burguesa, y por lo tanto de dos sectores sociales y políticos esenciales. El pueblo trabajador por un lado, que vende su fuerza de trabajo, produce la riqueza y vive de su salario y los empresarios por el otro, dueños de los medios de producción, que viven de la apropiación de la riqueza producida por la clase trabajadora. 
5. Sin embargo, reconociendo la novedosa iniciativa del gobierno, para iniciar la ruptura con la lógica de la democracia burguesa, y tomando en cuenta que ocho (8) de los “grupos sociales” propuestos tienen, de alguna manera, relación con el trabajo como proceso social, y que la percepción que recibimos desde las bases ha sido favorable, asumimos la propuesta de dichos grupos, definiéndolos como segmentos de las dos clases sociales que existen objetivamente, junto a los voceros de los pueblos indígenas.
6. Asumimos la propuesta de que la ANC sea conformada por quinientos constituyentes, exigiendo que éstos tengan proporcionalidad con la composición de clases de nuestra sociedad. Que no sea como el Consejo Nacional de Economía Productiva, que está casi totalmente constituido por empresarios, que son la ínfima minoría de la población del país, permitiendo ello que en el debate impongan sus intereses por encima de los intereses de la clase trabajadora, con lo cual las políticas que allí se definen terminan beneficiando a los empresarios pero no a la mayoría trabajadora del país, como por ejemplo el aumento de los precios de los productos regulados, o incluso el levantamiento velado de dichos controles, o el otorgamiento de créditos y de mayores cantidades de divisas a éstos.
7. Valoramos como un avance político la propuesta de establecer un frente de participación que responda, de cierto modo, a categorías socio económicas, como trabajadores/as, estudiantes, pensionados, diversidad funcional, campesinos, indígenas, empresarios y cultores, que rompen con la lógica tradicional de la democracia burguesa y manifiestan de hecho, en todos, una relación directa con el proceso social del trabajo (los trabajadores/as de manera directa, como productores de la riquezas, los estudiantes, como el sector que se está preparando para el mundo del trabajo, pensionados como los sujetos que ya cumplieron su etapa productiva, diversidad funcional como el sector que no puede participar en el proceso social del trabajo, ya sea por condiciones de carácter congénito o incluso por accidentes laborales y enfermedades ocupacionales, es decir que entre este sector hay compañeros que fueron trabajadores activos en algún momento, y que el propio régimen capitalista venezolano, que ha violado históricamente las normativas básicas de seguridad y salud laboral, los lesionó de manera irreparable, campesinos como el sector que labora en el campo y algunos que son pequeños propietarios de tierras, y por último empresarios, o mejor dicho burgueses, que son los dueños de los medios de producción (bancos, industrias y tierras), y que se enriquecen con la plusvalía obtenida como producto de la explotación de la clase trabajadora). 
8. Al respecto de la propuesta de “consejos comunales y misiones” como un grupo social “sectorial”, nuestra posición es que por la importancia del sector comunal en el proceso bolivariano y tomando en cuenta que uno de los principales horizontes estratégicos de la Constituyente es el reconocimiento de la Comuna como unidad político territorial de la república, planteamos que los 250 constituyentes propuestos para el “sector territorial” sean para las y los comuneros/as, es decir, para los/as dirigentes de base que hacen vida en consejos comunales y comunas. 


Sobre las bases comiciales:
9. Proponemos para la estimación de las proporciones de constituyentes de cada sector social, el censo y las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística. 
10. Tomando en cuenta lo anterior, según la última proyección del INE sobre la población económicamente activa (14 millones de personas de 30 millones de habitantes), proponemos que de los quinientos (250) constituyentes sectoriales, 125 sean trabajadores y trabajadoras, ya que somos la clase social más importante de la sociedad, representamos casi el 50% de la población, somos los que producimos la riqueza, y somos la única clase que puede llevar hasta las últimas consecuencias la revolución socialista en Venezuela y en el mundo entero. 
11. Para los/as estudiantes según la última proyección del INE de estudiantes y datos del Ministerio de Educación Universitaria (casi 3 millones de personas de 30 millones de habitantes), proponemos que 35 sean estudiantes, en su mayoría jóvenes, que son garantía de futuro, conocen la realidad de su sector y la importancia para transformar la educación a fin de que responda a los grandes objetivos del desarrollo socialista del país. 
12. Proponemos que 25 sean pensionados/as ya que según el seguro social existen poco más de tres millones de pensionados, para que aporten desde su experiencia, ideas y lecciones para la transformación radical de la sociedad.
13. Campesinos 30, tomando en cuenta el índice de población rural del INE.
14. Discapacitados 13, tomando en cuenta el índice de población discapacitada del INE.
15. Indígenas 12, tomando en cuenta el índice de población indígena del INE.
16. Cultores 7
17. Empresarios 3, (1 %) y sólo para visibilizar la ínfima proporción de la sociedad que representa la clase explotadora y parasita de la burguesía. 
Criterios de postulación:
18. Por último, a fin de que las tradicionales macollas burocráticas y reformistas no se impongan dentro de la elección de los diputados a la constituyente, lo cual significaría la muerte temprana del proceso, entendiéndolo como una posibilidad de radicalizar la revolución en líneas socialistas, completando la expropiación bajo control obrero de las palancas económicas del país y el desmantelamiento del estado burgués, proponemos que la postulación de los candidatos se realice mediante iniciativa propia, apoyada por un número de firmas representativo de su sector. Concretamente proponemos la solicitud de no más de 2000 firmas para inscribir a un candidato por sector o territorio.
19. Por lo tanto, el objetivo de esta propuesta es que las bases revolucionarias puedan tomar el control de la ANC, frente a los tradicionales sectores burocráticos y reformistas de la dirigencia bolivariana, a fin de que ésta sirva de medio para la radicalización de la revolución, que es la única alternativa real para derrotar el avance de la contrarrevolución y del fascismo. Sólo completando la revolución en líneas socialistas podremos hacerla realmente irreversible y derrotaremos de una vez por todas la amenaza permanente de la burguesía y el imperialismo.