El pasado 22 de junio se conmemoró el 80 aniversario de la Operación Barbarroja, la invasión alemana de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. Esta catástrofe sangrienta, que se cobró la vida de casi cinco millones de soldados soviéticos e implicó la conquista de amplios territorios soviéticos por parte de los nazis, fue facilitada por el sabotaje de Stalin y de la burocracia. El pueblo soviético tuvo que pagar por la decapitación del Ejército Rojo durante las infames purgas y la terrible gestión del esfuerzo de guerra. El pueblo cambió las tornas con sus esfuerzos heroicos y sus sacrificios, pese a sus dirigentes.

El 4 de octubre marca el 75o aniversario de la Batalla de Cable Street, un evento trascendental en el que los trabajadores de Londres se unieron para asestar un golpe decisivo contra la amenaza del fascismo británico. En este artículo conmemoramos la acción valiente de aquellos trabajadores que lucharon contra los fascistas mientras buscaban exponer la naturaleza real del fascismo y sacar lecciones para las luchas actuales contra la Liga de Defensa Inglesa (EDL) y el Partido Nacional Británico (BNP).

Hace setenta años, Barcelona vivía un momento que marcó un antes y un después de la lucha antifranquista. Miles de barceloneses boicotearon los tranvías, les rompieron los cristales y los tumbaron, dejándonos imágenes que bien podrían parecerse a las que hemos visto recientemente en las calles de Barcelona en solidaridad con el encarcelamiento de Pablo Hasél.

El 90 aniversario de la II República llega en un momento de crisis y agitación no tan distinto al que acabo trayendo la república en 1931. Las costuras del régimen burgués español, representado por la monarquía borbónica, han saltado en los últimos diez años de forma casi análoga a cómo lo hicieron en las dos primeras décadas del siglo XX. El estudio de aquel periodo tan decisivo en la historia del Estado español es de vital importancia para orientarse en los procesos de hoy y en los que están por venir.

La Comuna de París fue uno de los episodios más grandiosos en la historia de la clase obrera francesa. Entre el levantamiento del 18 de marzo y la “Semana Sangrienta” a finales de mayo, París fue gobernada por órganos democráticos de los trabajadores, que intentaron reorganizar la sociedad sobre bases completamente nuevas, sin explotación ni opresión. Las lecciones de estos acontecimientos siguen siendo muy relevantes hoy en día.

La clase obrera gallega tiene el 10 de Marzo de 1972 grabado en su conciencia como un día de lucha abierta contra la dictadura franquista, donde los trabajadores Daniel Niebla y Amador Rey de los astilleros de la antigua Bazán (Hoy Navantia) fueron asesinados a manos de la policía del régimen. [Podes ler tamén: