Este mes de junio, los trabajadores de las tiendas de Apple en Baltimore hicieron historia al ganar la votación para la representación sindical en la primera de las 270 tiendas de Apple en todo Estados Unidos. Esto representa los primeros avances en la batalla por la sindicalización de la empresa con la mayor capitalización bursátil del mundo, que a principios de este año alcanzaba la friolera de 3 billones de dólares.

La Corte Suprema de los Estados Unidos  revocó su decisión en el caso de Roe contra Wade, que desde 1973 protegía constitucionalmente el derecho de la mujer a abortar. Se espera que docenas de estados anuncien una serie de prohibiciones y restricciones del aborto en los próximos días y semanas.

Otra bomba sin precedentes ha sacudido el ya polarizado mundo de la política estadounidense y la lucha de clases. Según la filtración de un borrador interno escrito por el juez del Tribunal Supremo, Samuel Alito, una mayoría de ese cuerpo reaccionario estaría a favor de derogar la histórica sentencia de 1973 que otorgaba el derecho al aborto, con el famoso caso de ‘Roe contra Wade’.

El Sindicato Obrero de Amazon (ALU, según sus siglas en inglés) ha conseguido su primera victoria contra el gigante tecnológico en la planta de Amazon conocida como JFK8 en el distrito de Staten Island, Nueva York. Tras meses de lucha, los trabajadores lograron una victoria electrizante en la votación para sindicalizarse.

Una ola de sindicalización en los Estados Unidos está entusiasmando e inspirando a los trabajadores de EEUU y todo el mundo. El primer almacén de Amazon en Staten Island, Nueva York, ahora está representado por el sindicato independiente Sindicato Obrero de Amazon, Amazon Labor Union (ALO). Ahora vemos el mismo proceso de sindicalización en decenas de cafeterías de Starbucks y su inicio en tiendas de Apple, entre otros establecimientos.

El domingo 15 de mayo en Buffalo, Nueva York, se vivieron escenas de horror cuando un terrorista supremacista blanco abrió fuego en un supermercado, asesinando a diez personas e hiriendo a otras tres. Casi todos los muertos eran negros, ya que el tirador había apuntado intencionadamente a una tienda de comestibles con una clientela mayoritariamente negra. Se trata de una tragedia total y de un ataque a toda la clase trabajadora.

Amazon, el segundo mayor empleador de Estados Unidos, y bastión de la resistencia antisindical de la patronal, ha recibido un duro golpe. El centro de distribución JFK8 en Staten Island, Nueva York, se ha convertido en la primera instalación de Amazon en Estados Unidos en estar oficialmente sindicalizada, tras una elección interna donde la mayoría de los trabajadores votaron a favor de establecer el Sindicato de Trabajadores de Amazon.