Las elecciones parlamentarias del 12 de junio estaban destinadas a darle al régimen argelino cierto grado de legitimidad y poner fin a dos años de hirak (movimiento) revolucionario. En cambio, el llamamiento al boicot fue acatado de manera abrumadora, a pesar de una represión generalizada en el período previo a las urnas.

El pasado domingo, el parlamento israelí aprobó por una estrecha mayoría de 60 contra 59 votos un nuevo gobierno, poniendo fin a los 12 años de mandato del primer ministro Benjamin Netanyahu. Su gobierno se caracterizó por seguir políticas de derecha y la brutal opresión de los palestinos, basada en la posición personal de Netanyahu como el hombre fuerte de Israel.

El bombardeo israelí de Gaza ya ha matado al menos a 53 palestinos, entre los cuales 14 son niños, y herido a cientos, mientras que siete israelíes han muerto por cohetes disparados desde la Franja de Gaza.

Tras once días de bombardeo despiadado sobre Gaza, Israel ha aceptado finalmente un alto el fuego. La población de Gaza pagará un alto precio durante muchos años por el ataque de Israel. Sin embargo, el movimiento palestino no se siente derrotado y en la sociedad israelí están apareciendo fisuras ¿Cuál es ahora la perspectiva?

En Túnez ha estallado un nuevo y poderoso movimiento de masas. La explosión de ira se debe a la crisis económica, que ha degradado a los tunecinos a una vida de pobreza y sufrimiento. Justo diez años después de la revolución de 2011, que derrocó a Ben Alí, ninguno de los problemas de las masas tunecinas ha sido resuelto.

Declaración de la Corriente Marxista Internacional – Lo siguiente es una declaración de la Corriente Marxista Internacional sobre la violencia israelí contra la Franja de Gaza de los últimos días, que continúa aumentando. Decimos: detener el bombardeo, terminar con la ocupación - ¡Trabajadores y jóvenes del mundo, movilicémonos y luchemos por una Palestina libre como parte de una federación socialista de Oriente Medio!